Tag Archives: dia de la madre en santiago

celebra el dia de la madre en santiago

Día de la Madre en Galicia

dia-de-la-madre

dia-de-la-madre

El Día de la Madre es una fiesta anual que en España se celebra el primer domingo de mayo. Originalmente, en la antigua Grecia se rendía honor a Rhea (madre de los dioses Hades, Poseidón y Zeus), aunque la tradición católica la transformaría para honrar a la madre de Jesús el 8 de Diciembre, coincidiendo con la festividad de la Inmaculada Concepción. En países como México, donde se mezcla la tradición indígena con la cristiana, tiene su origen hace 91 años cuando el periodista del Excelsior, Rafael Alducin, propuso a los lectores que eligieran un día para el “festejo a las madres”, quedando desde entonces fijado el 10 de mayo.

En España se ha transformado el espíritu original. Hoy en día lo vinculamos mucho a una celebración familiar donde aprovechamos para “gastar el dinerito” en regalos para nuestras madres. En nuestro entorno, las abuelas suelen “aflojar el bolsillo” para invitar a comer en un restaurante de Santiago. Qué mejor regalo que un día en familia…

Pero, ¿recordáis cuando de pequeños, en la E.G.B. o la escuela de turno, al acercarse este día la profe de “plástica” nos mandaba hacer a toda la clase un regalo para cada mamá? La mía aún conserva un muñeco de trapo cuyo cuerpo era un tubo de papel higiénico y un collar de barro que pinté de blanco y verde. Era una forma de incentivarnos a hacer las manualidades bien, pues nos entregábamos a tope para que nuestra figurita fuera la mejor de la clase. Hoy no se qué harán esos mocosos de 6-10 años para regalarle una sonrisa a sus madres, pero supongo que buscarán una contraprestación, un trueque. Nosotros éramos más inocentes (¿o más parvos?), nos llegaba con su sonrisa.

Ya es primavera, ya luce el sol, así que busca ofertas de fin de semana en Galicia. En Santiago de Compostela tenemos de todo: patrimonio, gastronomía, cultura, ocio… Conoce, además, la nueva oferta turística de su entorno

Y recuerda que para agradecerle tu cariño y paciencia, no hace falta esperar otro año.

 

Luis Ulloa (xeógrafo)